¿Qué es la sexualidad?

La sexualidad es un término que abarca ampliamente numerosos factores y no encaja en una definición única y absoluta.

Teóricamente, la sexualidad, así como lo conocemos, comienza en la pubertad o la adolescencia, y debería ocurrir alrededor de los 12 años de edad. Sin embargo, en la práctica, sabemos que no es exactamente de esta manera.

El término “sexualidad” nos lleva a un universo donde todo es relativo, confuso y a menudo paradójico. Se sabe que es el rasgo más íntimo del ser humano y como tal, se manifiesta diferente en cada individuo según la realidad y las experiencias que experimentaron la misma.

La noción de la sexualidad como una búsqueda de placer, descubrir las sensaciones ofrecidas por el contacto o el tocamiento, atraer a otras personas (del sexo opuesto o mismo sexo) con el fin de obtener placer por satisfacer los deseos del cuerpo, entre otras características, es conectado directamente y dependiente de factores genéticos y sobre todo cultural. El contexto influye directamente sobre la sexualidad.

A menudo se confunde el concepto de la sexualidad con el sexo en sí. Es importante señalar que uno no necesariamente necesita venir conjuntamente con los demás. Es a cada uno para decidir cuál es el momento propicio para esta sexualidad se manifiesta en forma física y es compartida con otra persona a través del sexo, que es una de las maneras de alcanzar la satisfacción deseada. Sexualidad es una característica general experimentada por cada ser humano y no necesita ninguna relación exacerbada con el sexo, puesto que se define por la búsqueda de placeres, éstos no que sólo lo explícitamente sexual. Puede entenderse como un componente de la sexualidad, la necesidad de admiración y amor propio cuerpo, por ejemplo, que no significa necesariamente una relación de amor incondicional al ego narcisista.

Existen diferentes aproximaciones al tema que varían según los conceptos y creencias apropiadas para cada uno. En algunos lugares se pueden encontrar opiniones sesgadas sobre el tema. En otros, se discute libremente y con gran aceptación de diferentes miradas alrededor del término. Algunos aspectos de la psicología, como el psicoanálisis freudiano, consideran la existencia de la sexualidad en el niño al nacer. Propone el paso por etapas (oral, anal, fálica) que contribuyen o definir la Constitución de la sexualidad adulta desarrollarán más tarde.

Lo que su personal visión sobre el tema, es interesante que uno puede mantener una relación de comprensión y aceptación de su propia sexualidad. Las preguntas y la habilidad de sentir cómodo con sus deseos y sensaciones, colabora en esta maduración enormemente, lo que genera la sensación de confort y previene los conflictos internos derivados de dudas y miedos, generando una experiencia positiva y saludable.

This entry was posted in Sexo. Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.